Ganando energía para mí

Para un momento y piensa en lo siguiente: si no tienes energía para ti, ¿cómo piensas invertir energía en tus hijos? Soy del parecer que para cuidar primero hay que cuidarse. No es una cuestión de egoísmo, es una cuestión de eficacia. Con las pilas a medio gas, es más fácil ceder cuando tus hijos…