Cargar la energia

Para un momento y piensa en lo siguiente: si no tienes energía para ti, ¿cómo piensas invertir energía en tus hijos? Soy del parecer que para cuidar primero hay que cuidarse. No es una cuestión de egoísmo, es una cuestión de eficacia. Con las pilas a medio gas, es más fácil ceder cuando tus hijos peguen la pataleta. Para evitar esto y sus funestas consecuencias en la salud emocional de tus hijos y la tuya propia estaría bien que pudieras dedicar un tiempo a la semana a cuidarte. Aquí te ponemos algunos ejemplos para recargar esa energía:

Aprendo a respirar en los momentos difíciles

RespiracionUsar técnicas de respiración en momentos de tensión puede aliviar la situación e incluso salvarla. Si ves que la situación empieza a superarte, retírate y respira profundamente para serenarte. Después podrás afrontar la situación de una manera más efectiva.

Aplico la meditación diaria

Otra forma de recuperar energía en el día a día es dedicar un mínimo de 10 minutos todas las mañanas a la meditación. Tomar este hábito es muy saludable para ser plenamente conscientes del momento presente y ser más eficientes en nuestro tiempo y con nuestra energía. A medida que vayas cogiendo el ritmo, puedes ampliar tu tiempo de meditación o hacer varias sesiones al día. ¡Verás que te ayuda a sentirte muchísimo mejor!

Necesito tiempo para mí

Elabora un listado con las cosas que te gustaría hacer: leer, ver películas, escuchar música, ir al teatro, visitar exposiciones, tomar un te con las amigas, hacer excursiones por la montaña, ir en bicicleta, patinar, charlar con el vecino, visitar un museo, salir a cenar con los amigos o compañeros, hacer costura, mimarte, regalarte un masaje, pasear por el parque, mirar tiendas, etc. Guarda un día de la semana para esa actividad que te hará sentir tan bien. No tiene porqué ser siempre la misma, cada semana puede ser una diferente. Quizás te apetezca compartirla con tu pareja o aquel amigo especial, o quizás prefieras hacerla sola. Disfruta desde el momento en que la empiezas a preparar imaginando lo bien que lo pasas y vívela a tope cuando la estés realizando. Verás que la energía sube y te sientes mejor y con más ánimo para dedicarte después a los tuyos.

Me gustaría compartir tiempo de calidad con los míos

A menudo las familias acaban compartiendo momentos de tensión e infelicidad la mayor parte del tiempo. Cuando vamos al límite estamos a la que saltamos y convertimos el día a día en un rifi-rafe insostenible. ¿Qué tal si os reserváis un momento durante la semana para compartir tiempo de calidad? Puede ser ver esa película que tanto os apetece juntos, leer un cuento todos reunidos, salir a dar un paseo o al parque… son actividades a coste cero que os permitirán compartir un día a día más placentero.

El ejercicio también me ayuda a cargar las pilas

Salir a correr por tu ciudad o de excursión por la montaña, patinar, jugar a tenis o padel, ir en bicicleta, hacer escalada son algunos ejemplos de deportes que podrías practicar. Los gimnasios ofrecen a día de hoy unos servicios para estar en forma también muy bien pensados, con asesoramiento personalizado. Y sino, pasear sin prisas al menos 40 minutos al día tiene efectos muy beneficiosos para la salud física, mental y emocional.

Participando en un grupo de crecimiento personal

¿Cuánto tiempo te dedicas a parar, respirar y ver qué siente tu cuerpo, qué pensamientos vuelan por tu cabeza y qué emociones tienes a flor de piel? Seguramente el frenesí de tu actividad diaria (marcadamente laboral) no te permite tomar conciencia de ti misma y te lleva a actuar de forma automática, sin control, como si fueras con un piloto automático. Estás más irascible o contestas más rápido, el agotamiento hace mella en ti, lloras sin motivo aparente, estás tensa/o aunque ya no pase nada a tu alrededor, te cuesta disfrutar de los pequeños momentos, etc. Si has llegado a este punto, este es tu momento para dedicarte tiempo y participar en un grupo de desarrollo personal. En Aula EdEm ofrecemos grupos de coaching para tu crecimiento interior. ¡No dejes pasar esta oportunidad!

¡Me encanta reír!

La risa tiene efectos muy beneficiosos para nuestra salud emocional, por ello es importante que mires de tomarte la vida con humor, incluso en los momentos más complicados. Practicar cada día un poquito de este arte puede llevarte al éxito personal y ayudarte a estar emocionalmente en forma. ¿Te atreves? :)

¿Se te ocurre más formas de cargar las pilas? Comparte tus ideas, sugerencias o dudas en un comentario. ¡¡Estaremos encantados de leerte!! :)

Tienes voz, deja que te oigamos: